lunes, 29 de abril de 2013

Cantico Del Abandono

Oraciones Catolicas Milagrosas.













Padre mio,
Hoy levanto mi voz para cantarte
porque en vez de día,
en vez de sol, con luz y sus colores,
me has dado sombra,y 
una noche fría.

Yo te amo, yo te adoro
porque las olas del mar de tu omnipotencia
irrumpieron y arruinaron
mis sueños y mis castillos;
y deshicieron los mas suaves, los mas fuertes,
los mas sagrados lazos de mi existencia.

Yo te amo
yo te adoro y te bendigo
porque, en vez del calor de tu ternura
descendió a mi huerto
el hielo de la indiferencia
congelando la ultima flor.














Señor, mi Dios
yo te bendigo  y te alabo porque en tu santa
y  dulcisima voluntad,
has permitido que las sombras del crepúsculo
desmayasen el colorido de mi juventud.

Porque quisiste que yo fuese, no un astro  
ni siquiera un cáliz brillante y  hermoso
sino un grano de arena,
 simple e insignificante,
en la inmensa playa de la humanidad.















Si un día te alabe en la alegría,
y te cante en medio de esa luz
con la que transfiguraste mi vida.


Hoy te amo y te adoro, bajo la sombra de la cruz.
Te bendigo en la lucha y en el trabajo,
en las piedras y asperezas de la subida.
















Y  el llanto que hoy derramo
es el dulce roció
de la corola de mi alma agradecida
que te bendice en el tedio y en la pobreza,
 en la niebla gris de la tristeza.

Porque así y todo, me diste cariñoso,
 esta bóveda azul e  infinita,
 para cubrir oh Señor mi desdicha.
















Si yo beso con ternura y abandono
esas manos divinas que me hieren
 porque creo firmemente que no cae
un solo cabello ni una hoja.


Sin la voluntad dulcisima del Padre
que dirige sabiamente la orquesta sinfónica y divina 
del universo.


















Si Padre poderoso y querido;
desde el fondo mas recóndito
del océano de  mi alma
te alabo absorto y agradecido
y exulto en un canto de esperanza.

Si un día te atravesaste 
en mis planes y programas,
si apagaste un momento la luz de mi llama,

es porque, mas allá del brillo de las cosas,
de los aromas, de las flores que fenecen.















Hay otro mundo mas hermoso que yo diviso,
una Patria en la que nunca anochece
y una Casa de luz edificada sobre la  paz eterna.

En tus manos me pongo,
 has de mi lo que quieras.
Amen.

Oraciones Catolicas Milagrosas.

2 comentarios:

  1. HAGAMOS MORADA EN DIOS HIJO EN DIOS
    PADRE

    ResponderEliminar
  2. Asi es esa morada vale mas que la morada material

    ResponderEliminar